108º Salón Nacional

En la Casa del Bicentenario se exhibe la 108° edición del Salón Nacional bajo la curaduría de Nancy Rojas y donde  en 5 pisos de exposición se exhiben 180 obras  en  cerámica, dibujo, escultura, grabado, instalaciones, medios alternativos, pintura, fotografía, textil,  sin seguir un orden por disciplina.

Según la curadora, “los módulos recalan en temas como la ficción, la autoficción colectiva, la memoria y la lucha, los desplazamientos, la fortuna queer,  el cuerpo y el drama, lo surreal como emblema de naturalezas extrañadas, la historia del arte como subtexto, la abstracción sujeta al imperio de la trama y de la codificación y de la destrucción, como imaginario político y documental de la realidad”.

Se otorgaron $ 800.000 en premios , entre ellos , el Premio Adquisición Presidencia de la Nación a la primera mejor obra,$300.000 que le fue otorgado a la dupla Chiachio & Giannone por la extraordinaria obra de 440 x 240cm “Splash Criollo”: un gran mosaico textil de telas engomadas y pegadas con calor sobre sábanas recuperadas y teñidas que homenajea  artistas mujeres que no tuvieron reconocimiento y a los célebres chapuzones del británico David Hockney que los acompañaron en su formación como artistas y como hombres.

El segundo premio a la mejor obra( $ 200.000) le fue otorgado al ceramista Pablo Insurralde por “En el mismo lodo. Autorretrato” . Se destaca este artista por su trabajo en miniatura , en este caso alrededor de 100 piezas sobre una mesa, de su entorno cotidiano así como ciertos homenajes,  copias caseras de obras de arte emblemáticas. Como siempre sus obras  despiertan el interés y la curiosidad por la destreza de su realización.

El tercer premio a la mejor obra ($ 150.000) fue para el video de Florencia Levy filmado en Google Street View editado con material de archivo con entrevistas a personas en tránsito o que están a punto de ser deportadas en distintos lugares del mundo. Un cuestionamiento a las políticas migratorias.

Hay otros premios y menciones pero nos limitaremos por la extensión del recorrido y al gran número de obras a señalar aquellas que despertaron nuestro interés.

 En grabado: excelentes las obras de Elisa O´Farrell, un conjunto de 12 aguatintas a partir de noticias de catástrofes edilicias ocurridas entre 2018/19, Dominique Lecoq Witteneen, xilografía policroma,  Silvina Paulón, gomo bicromatada directa sobre lajas negras .

Pintura: “Paisaje del desierto” , acrílico s/tela de Leila Tschopp perteneciente a una serie que evoca obras de artistas del siglo XX, en este caso, a Gertrudis Chale. La obra de Víctor Florido de su serie” Interiores” , Paula Grazzini y su aterciopelado manejo del óleo en “Duelo”, Marcelo Canevari cuya obra “Las ofrendas”, ha sido realizado entre padre e hijo durante varios meses, una suerte de lúdico “jardín de las delicias”, Claudio Gallina con una obra que revela importantes cambios en su quehacer.

En la disciplina Escultura, Martín Di Girólamo, resina epoxi, pintura polieturánica son los elementos empleados para “Mediterráneo”  que remite al idílico mar azul ahora transformado en un cementerio a causa de los naufragios de migrantes. La obra de Carolina Dipierro “ Sin Título” , de carácter geométrico, yacente, con caños de acero inoxidable, curvas y rectas cuyas sombras se replican en el piso.

 

En Medios Alternativos destacamos el video de Diana Schufer “Desayuno” , 8’12’’, de gran intensidad que aborda de manera gestual los conflictos de una familia que esconde oscuros secretos. El tapiz digital “La respuesta de los dioses”, 2028 leds soldados a mano de Diego Alberti, obra cinética cuyo resultado lumínico cambia a partir de un algoritmo ejecutado por una microcomputadora.

Fotografía: Pablo Zicarello, por su despojada visión de una persiana cerrada, Raquel Bigio y su retrato intimista y silencioso de una habitación con seres solitarios con reminiscencias a Edward Hopper.

En Cerámica, Gabriel Baggio muestra su serie  “Las herramientas de Moisés” en cerámica esmaltada con lustre de oro y “Calcos”, una obra minimalista de fragmentos de un cuerpo de Mariana Barón.

Otras obras de importancia: “Buma”, texto de Alejandra Pizarnik,  bordado con hilo s/papel calco de Jessica Sandoval, Cora Gracia y su “Declaración de bienes personales”: detrás de un bordado suntuoso de piedras y canutillos que bordea el kitsch se perciben  los sentimientos que la  artista da a distintas partes del cuerpo como un bien invalorable. Los  dibujos  de Viviana Blanco y Fernando Goin.

En suma, un vasto y en general, creativo panorama de artistas argentinos que se destacan en las diversas disciplinas de este tradicional premio nacional que cumple 108 años.

Casa del Bicentenario . Ríobamba 985. Martes a domingos y feriados de 12 a 20hs. Entrada gratuita

Clausura el 12 de enero 2020.