Siete artistas se han reunido como una manera de resistencia ante el desafío que imponen las trágicas circunstancias actuales en las que la cadena del sector cultural ha sido muy afectado.

Varias de estas artistas no pudieron volver a sus talleres por lo que debieron apelar a los elementos disponibles para seguir trabajando. De allí el título: Residencia en Residencias, idea de Rita Desimoni que las convocó porque confinamiento no es aislamiento.

No se trata de una obra colectiva sino el resultado de diálogos que se generaron a través de la comunicación virtual, una comunicación que les permitió un entrecruzamiento de miradas, la diversión por alegría y lo diverso, la reflexión sobre las observaciones compartidas.

La edición de esta muestra virtual  no requirió curaduría externa y su resultado, abierto, es sentirse vigentes, activas, compartiendo experiencias para seguir realizando su obra personal, enriquecida por el diálogo capaz de atravesar este momento de oscuridad.

La primera muestra de Ariela Naftal (Buenos Aires, 1966) que tuvimos la oportunidad de ver fue en 2002 “Huellas del desencuentro”, seguida de otras presentaciones hasta la más reciente  “Entre los restos”  en 2018. Todas ellas han tenido  un hilo conductor: la memoria,  la fragilidad, la incomunicación que se traduce en la utilización de loza o porcelana blanquísima, como elemento esencial, cuyas connotaciones nos llevan  al desencuentro entre las relaciones humanas y el equilibrio para no caer en el abismo. En este caso presenta un plato, elemento esencial en muchas de sus obras, fabricado en yeso que posteriormente rompe con sus propias manos en una video performance titulada “Un necesario desborde”.

Rut Rubinson (Buenos Aires, 1956), Licenciada en Ciencias de la Educación, estudió con Manuel Amestoy, Osvaldo Decastelli, Alejandro Puente, Nora Correas. Desarrolla obras en diversos formatos relacionada con su historia familiar, su propia historia, la memoria, las migraciones, el silencio. Forma parte del colectivo CRUDA y coordina con Ariela Naftal, RABA, recorridos de arte por Buenos Aires y sus talleres de artistas. En su obra “Atraviesa y late”, perfora el papel con hilos de color formando tramas textiles donde ambas caras tienen relevancia visual.

Rita Simoni(Buenos Aires, 1961), arquitecta graduada en 1986, ha asistido a los talleres de Juan Doffo, Horacio Zabala, ha realizado clínica de obra con María Carolina Baulo y diseño textil con Rosa Skific. “Ostinato” es una pintura intervenida con fotografías impresas a partir de instalaciones sitio específico.

María Emilia Marroquin (Suipacha, prov. de Buenos Aires, 1960), Licenciada en psicología, asistió a talleres de dibujo y pintura, estudió escultura con Omar Estela y con Norbert Krauss en Alemania donde vivió entre 2002y 2006.”La Floresta” es una instalación en proceso realizada con hilos metálicos y pequeños objetos.

Carla Beretta (Rosario, 1965) puede abordar diferentes disciplinas artísticas con gran solvencia. En 2019 participó, bajo la curaduría de Mirta Kupferminc,  del envío argentino a la IV Bienal de Arte Contemporáneo en Jerusalem, un mosaico de obras creado por 18 artistas.  Presenta  “En búsqueda del verdadero ser”, libro de artista y textiles a partir de fotos de objetos cotidianos.

Ileana Hochmann nació en Argentina, vivió muchos años en Río de Janeiro donde se formó artísticamente en diferentes escuelas de Bellas Artes y  con importantes artistas gráficos brasileños. Su obra figura en importantes colecciones de Brasil y Argentina. Eligió la serigrafía como lenguaje artístico para el que utiliza acetatos industriales, materiales orgánicos. “Desnudez”, autorretrato tomado con el celular, revaloriza el cuerpo de una mujer madura poniendo en cuestión la mirada sobre el cuerpo femenino en la historia del arte.

Silvia Brewda, participa en exhibiciones nacionales e internacionales y ha sido galardonada con importantes premios. Se destaca su labor docente iniciada alrededor de 1966 y  también  su incursión por distintas disciplinas con gran intensidad y excelencia. Su obra gráfica es encomiable, el papel parece no tener secretos para esta artista que ha revelado su sensibilidad, su afán perfeccionista y hondo contenido espiritual a lo largo de su vasta trayectoria. En esta ocasión “Mi refugio” pertenece a una serie de dibujos a lápiz producidos a partir de fotos de su hogar en cuarentena.

Esta muestra puede verse  en @residencia_ en_residencias

Publicado en Ambito Financiero

 

Parte superior: Ariela Nafta– Rut Rubinson– Rita Simón– María Emilia Marroquin

Parte inferior: Carla Beretta– Ileana Hochmann– Silvia Brewda