Contraste Simultáneo en OSDE (nota y audio)

Audio

 

En el Espacio de Arte de la Fundación Osde bajo la curaduría de Juan Balza y Gonzalo Maciel se exhibe “Contraste simultáneo”, una selección de obras pertenecientes al Fondo Nacional de las Artes y a la Fundación Osde, instituciones de carácter público y privado respectivamente.

La primera celebra su 60° aniversario y desde 1958, a partir de donaciones y adquisiciones ha constituido un valioso patrimonio de 500 obras que consta de esculturas, dibujos, grabados, instalaciones, nuevos medios, objetos  que se incluirán en un nuevo  catálogo razonado  que se presentará durante esta muestra , según lo señala  el texto de Carolina Biquard , Presidente del Fondo Nacional de las Artes  que ha ejercido una encomiable labor y que al momento de escribir estas líneas ha sido sorpresivamente removida de su cargo.

La colección de la Fundación Osde, más enfocada en el arte contemporáneo, fue conformada por medio de un concurso federal con premio adquisición y ambas tienen, entre sus objetivos, preservar las obras de arte, compartirlas con otras instituciones y darlas a conocer.

Los curadores señalan que el punto de partida de esta exposición fue el descubrimiento de ejes temáticos comunes a ambas colecciones por lo que ha sido dividida en seis núcleos conceptuales: “Reflejos de la denuncia”, “Imaginarios utópicos”, “Artificios”, “La fábrica”, “Retratos” y “Documentación de lo natural”.

En estos núcleos hay obras de artistas modernos y contemporáneos de diferentes generaciones y debe destacarse el montaje no convencional , la modernidad y lo contemporáneo conviven de manera armónica y esto  permite una lectura que depara sorpresas , por ejemplo, un Torres García de 1930 al lado de obras de Roberto Aizenberg, Noé Nojechowicz artista de la corriente surrealista que no tiene gran visibilidad actualmente,  Xul Solar, Gómez Canle, Luis Felipe Noé , Paula Otegui.

Al recorrer otro núcleo,  “Reflejos de la denuncia”, es importante la inclusión de Carlos Filomía con su obra “Una boca” (1980), offset s/papel,  obra denunciadora de la falta de libertad y un ¡basta! al silencio, junto a las obras de Diana Dowek con su “Arquitectura fantástica” (2003) edificios recubiertos con alambre, una característica de sus trabajos de los 70 cuyo eje es el amordazamiento. De Armando Sapia , se exhibe “Yo no sé , yo no ví” (2005) y su siniestro dibujo sobre el poder y la muerte. En este núcleo se encuentra la caja-objeto de la serie “Bocanada” de la muy creativa  Graciela Sacco, fallecida a fines de 2017.

Obras de Juan  Astica, Eduardo Stupía, Fabiana Imola junto a las muy elaboradas fotografías de Ananké Asseff, Hugo Aveta, Facundo de Zubiría, Arturo Aguiar, Gabriel Valansi constituyen el núcleo “Artificios”.

En “La fábrica”, encontramos una exquisita acuarela de 12x12cm de Pettoruti junto a Amadeo Azar y obras de Oscar Panosetti, Diego Perrotta, Carolina Furque, Florencia Levy, el trabajo en los márgenes de Mariano Sapia, “Recolectores de papas” , a partir de una obra de Millet de Nicolás Martella.

Muy intenso el núcleo correspondiente a “Retratos” del que no podían faltar las célebres fotografías de Res y de Marcos López, los óleos de García del Molino, Spilimbergo, Della Valle, Basaldúa, , el extraordinario “Retrato del escultor Dresco” de Fader, autorretratos de Alonso, el retrato intervenido de María Elena Walsh por Sara Facio, una delicada figura femenina de Próspero López Buchardo y el osado trabajo para ese entonces, 2006, “Sola 9” , una erótica figura femenina tipo “pin up” en macilla epoxi y esmalte de Martín Di Girólamo.

Obras emblemáticas de Miguel Diomede, Juan Batlle Planas junto a bordados de Mónica Millán, las flores de Verónica Calfot, , Beatriz Moreiro y sus “Caraguatás” en acero, Mariana Schapiro, Adriana Bustos están entre aquellos que integran “Documentación de lo real”.

 El  recorrido de la exposición demuestra la reafirmación del alto nivel de los artistas argentinos que integran ambas colecciones, muy encomiable el sacar a la luz obras de importantes referentes de nuestra historia artística así como el respeto por el patrimonio- lo que debería ser imitado por otras instituciones-  ponerlas en diálogo con obras más recientes es una manera de ejercer un pensamiento crítico , situarlas en otro contexto que despierta la admiración del visitante, conocedor o no,  lo que contribuye a enriquecer su visión de nuestro arte.

Publicado en Ambito Financiero