Las Partes del Todo II Museo Quinquela Martín (nota y audio)

audio

 

El Museo Quinquela Martín posee 1423 obras que exceden el tamaño de sus salas, de allí que sólo puede exhibirse de forma permanente cerca de un 12 % de su colección, situación afín a muchos de los museos tanto en el orden nacional como internacional.

En 2016 este emblemático museo boquense inauguró “Las Partes del Todo I” para mostrar algunas piezas de su acervo que estuvieron muchos años almacenadas.

Actualmente se exhibe la segunda edición integrada también por algunas generosas donaciones. Debe destacarse que en los últimos tres años ingresaron más de 100 obras, entre ellas, “Naturaleza Muerta”” del barcelonés  Pedro Roca y Marsal nacido en 1888, nacionalizado argentino, especializado en temas urbanos e impresiones portuarias, “La Pintora” de Fray Guillermo Butler, un artista dedicado a temas sacros y al paisaje cordobés de carácter atemporal, “Autorretrato” de Olga Settembrini deTassara que fuera Directora de la Agrupación Beato Angélico procedentes de la colección del Dr. Oscar Cavarra.

Durante el recorrido, Víctor Fernández , actual director de la institución,  pintor que conoce como pocos la historia del arte que se gestó en La Boca y que ha insuflado al museo nuevos bríos realizando una encomiable tarea de renovación y actualización museística, va contando anécdotas respecto de esta exposición singular.

Entre las 45 obras exhibidas se destaca José Arato, grabador del grupo Artistas del Pueblo que estaba integrado por Adolfo Bellocq,  Facio Hébequer, Abraham Vigo y Agustín Riganelli.     .

Pedro de Simone, un refinado artista de paleta intimista, figuras alargadas, que frecuentó los talleres de Lacámera y Victorica y en París el de André Lohte.

Del célebre arquitecto y pintor Alejandro Christophersen se exhibe “Crisantemos” con los que posa una mujer de rasgos españoles. Hay obra de Luis Mastro quien, según Víctor Fernández , estaba muy influenciado por Victorica en cuanto al tratamiento del color. Mastro era pintoresco, histriónico y a veces decía “hoy hice algo maravilloso, pero me da miedo”. 

Hay curiosidades como los originales marcos realizados por el escultor  Riganelli, la  obra de  Luis Lusnich y un muy delicado temple de Gramajo Gutiérrez, pintor tucumano del que el Espacio de Arte Osde hiciera una importante muestra en 2011 , un artista que expresó los rudos contrastes de su provincia natal al exaltar el colorido de las fiestas lugareñas  así como las conmovedoras escenas del dolor indígena.

Está Félix Barletta , discípulo de Larrañaga, artista costumbrista y un descubrimiento, Adolfo Ollavaca., alma secreta de la bohemia y la intelectualidad  porteña que se reunía en el Tortoni liderada por Quinquela Martín. El museo posee tres obras, la que está en exhibición “Peras y manzanas”  no es una naturaleza muerta convencional, por lo que merece detenerse ante lo extraño de la composición. Era un artista secreto  y como Xul Solar creó un idioma,  el Crefundeo , de creer y fundar.

En esa época no existían las cuestiones de género, por lo que  hay un interesante conjunto de pintoras que junto a Alfonsina Storni y Emilia Bertolé, poeta y artista plástica santafecina también frecuentaban el Tortoni.

Bella Livia García, discípula de Tiglio,  la ya nombrada Olga Settembrini, la célebre artista de la generación del 27  nacida en Galicia, Maruja Mallo, que se estableció en Buenos Aires en 1937 a causa de la Guerra Civil Española,  admirada por Rafael Alberti, Jean Cassou,   García Lorca, Gómez de la Serna y también Ludmilla Feodorovna nacida en Rusia  que se casó en París con el escultor Fioravanti.

Esta muestra constituye un importante descubrimiento y una gran enseñanza respecto de artistas que merecen ser rescatados del olvido.

 

Publicado en Ambito Financiero

 

De Simone, Pedro_ Compañía_ óleo s tela_ 1965_ 87 x 65_ P 1167