Museo Pueyrredón (Viajeros en el tiempo…)

“Viajeros en el tiempo, Ignacio Ezcurra y la tradición de la crónica” está organizada por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro en el Museo Pueyrredón bajo la curaduría de su Directora, Eleonora Jaureguiberry, Cecilia Lebrero y Patricio López Méndez.

  En esta   casa histórica que perteneció al Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón (1776-1850) se conserva un importante patrimonio de pintura, imaginería , documentos en papel y textiles. Debe señalarse la conservación  de algunos de los mejores retratos  de Prilidiano Pueyrredón (1823-1870) y otros que revelan los cambios del gusto burgués, el mobiliario y adornos utilizado por las elites decimonónicas, la cocina donde se preparaban las suculentas comidas, se exhibe el libro de recetas de Juana Manuela Gorriti que proyecta a la mujer “más allá de fuegos y cacerolas” prestado por la Academia Nacional de Letras.  Recorrer sus salas constituye un placer que  se acrecienta  al visitar sus cuidados jardines con árboles centenarios,  placer del que no debería privarse ningún ciudadano argentino ni visitante extranjero interesado en conocer parte de nuestra historia.

Acerca de esta muestra, Eleonora Jaureguiberry destaca “el encuentro de dos mundos a través del formato de la crónica viajera ya que ésta trata de comunicar con la mayor precisión posible lo que otros sólo verán a través de los ojos del cronista”.

En una de las salas nos encontramos con 26 estampas de una serie de 54 pertenecientes a un coleccionista privado, realizadas por un viajero anónimo que con gracia sin par revela desde “el modo de pescar a caballo” a los distintos “modos de desembarcar en Buenos Aires”.

Pertenecientes al Museo Nacional de Bellas Artes, hay dos exquisitas acuarelas de Prilidiano Pueyrredón, un álbum de Adolphe Methfessel, pintor suizo que se radicó en Buenos Aires a mediados de 1860 y que pintó óleos y acuarelas relativas a la guerra del Paraguay así como también acuarelas del marino y pintor inglés Emeric Essex Vidal que ilustró en sus dos viajes al Plata los diferentes aspectos, costumbres y vestimenta de nuestra gran aldea.

Aparece entonces en escena Ignacio Ezcurra (San Isidro, 1939, Saigón, 1968) a quien se le dedican tres salas que exhiben objetos personales, su Lettera 22, la cámara fotográfica, fotos de sus viajes por más de 60 ciudades donde realizó importantes documentales, sus crónicas para La Nación donde comenzó a trabajar en 1962, entrevistas y entre otros documentos, el Reportaje al Poder Negro de 1967 y el famoso libro “Hasta Vietnam” con prólogo de Manucho Mujica Láinez que compendia su labor como periodista. 

Carlos M Reymundo Roberts  que propuso esta exhibición- homenaje , autor de los textos de las salas, califica a Ezcurra, asesinado durante la guerra de Vietnam, como “un periodista excepcional, cronista y fotógrafo trashumante, aventurero, incansable buscador de la verdad” .

A través de un video , tres importantes periodistas: Jorge Fernández Díaz, Leila Guerriero y Matilde Sánchez  se refieren a las cualidades de Ignacio Ezcurra.

Un círculo perfecto: cronistas europeos que descubrieron lo exótico de América del Sur en el siglo XVIII, Ignacio Ezcurra en el siglo XX que reveló un Vietnam exótico donde encontró la muerte a los 28 años.