1 julio, 2024

“Espejos de México” en Proa

Por Laura Feinsilber

“Espejos de México”, integrada por Juleta Aranda, Abraham Cruzvillegas, Rafael Lozano- Hemmer, Damián Ortega, artistas destacados de la escena internacional, acaba de inaugurarse en Proa.

El proyecto , diseñado por esta institución de La Boca tiene como premisa, exhibir, debatir y estudiar la monumentalidad de las obras así como las experiencias y pensamientos que cada una de ellas concentra. “Refleja diferentes aspectos de la cultura, la historia, la diversidad y las perspectivas contemporáneas, revelando múltiples capas de significado”, así reza el texto curatorial.

Julieta Aranda (México, 1975), vive entre Berlín y Nueva York, presenta una video instalación fechada 2014-2018 titulada   “Robar el propio cadáver” (un conjunto de puntos de apoyo para un ascenso a la oscuridad).Corresponde a una serie que conforma una aguda reflexión sobre los acontecimientos sensoriales y conceptuales del sujeto contemporáneo, resultado de una experiencia personal cuando fue invitada a experimentar un vuelo con gravedad cero en ocasión de la Bienal de Berlín en 2014.

No hay duda  acerca de que esta video instalación necesita una explicación exhaustiva ya que sus proyectos desafían los límites entre el sujeto y el objeto a la vez que incorporan los encuentros fortuitos, la autodestrucción y los procesos sociales.

Esta artista observa la relación humano-tierra, alterada a través del lente de la tecnología, la inteligencia artificial, los viajes espaciales y las hipótesis científicas.

El espectador alerta o no queda afuera de esta video instalación  a la que no le encuentra razón de ser por su oscuridad además de que casi todos los elementos están relacionados con la muerte, la tortura, la putrefacción , la inexorable descomposición de seres vivientes.

Abraham Cruzvillegas (México, 1968) cuya obra surge de la colaboración entre el artista y la visita a la fábrica de Tenaris en Veracruz para explorar los materiales que utiliza la industria siderúrgica.

Cruzvillegas dejó que los asistentes elijan, traigan y provean los objetos considerados propicios para la instalación “Autorretrato pendiente contemplando el impresionante ballet de la transformación industrial” es un ensamblaje de caños, metales, plásticos, monumentos efímeros formados por materiales encontrados y en desuso que se manifiesta “como una forma de resistencia activa frente a la desigualdad económica y la opresión estatal”.

Esta escultura constituye una declaración de principios ya que la realizó “añorando poco la fantasía de la promesa de pertenencia al universo “moderno”, especulando sobre el posible placer que representaría idealizar un modelo pletórico de contradicciones”

La acompañan cinco telas de gran formato realizadas con trapeadores con los que dibujó las figuras de dos mandriles, hembra y macho ya que como caricaturista  ha dibujado monos  desde 1980.

En la misma sala se exhibe  “Autorretrato ciego con la cabecita negra envidiando la casa del hornero, volando con un zorzal”, pintura acrílica sobre recortes de periódicos, cartas, fotos tickets, vouchers, boletos, postales , servilletas, en un total de 784 elementos, que conforman un gran friso.

 Se ha destacado como profesor, conferencista, proyectos de investigación en el Smithsonian Institute, Mälmo Art Academy, Ruskin College, Oxford, New York University, Tate Modern , Guggenheim Museum  entre otras instituciones prestigiosas internacionales.

Es un acumulador de materiales diversos y su deseo es transformar objetos en ellos mismos y despojarlos del “lastre del significado”.

Rafael Lozano-Hemmer (México, 1967) utiliza luces robóticas, vigilancia computarizada, redes telemáticas entre otras herramientas multimedia que desafían al espectador a explorar temas sensibles como el control y las relaciones de poder en la sociedad contemporánea.

“Matriz de voz” presentada en Proa, es una instalación que se activa cuando el participante habla por un intercomunicador que hace visible su voz a través de los destellos de luz.

Un patrón único de parpadeo se almacena como un bucle en la primera luz de la serie iluminando la obra completamente. Cada nueva grabación empuja las anteriores  en una posición hacia abajo y gradualmente se puede escuchar el sonido de las 882 grabaciones anteriores.

Obra participativa, sensible, que provoca sorpresa al escucharse en esos dibujos luminosos.

En palabras del artista “vivimos en una sociedad globalizada donde el lenguaje común es la tecnología pero me parece problemático que el arte tecnológico es el futuro. Detesto cuando alguien dice que la inteligencia artificial nos va a dar infinitas posibilidades”.

A los 17 años se mudó a Montreal, Canadá  para estudiar la carrera de Físico- Química en la Universidad de Concordia.

En 2007 fue el primer artista en representar a México en la Bienal de Venecia. Sus instalaciones de arte participativo a gran escala transforman espacios públicos y en 2019 presentó “Border Tunes”, diseñado para interconectar ciudades como El Paso, Texas, Ciudad Juárez, Chihuahua que reunió miles de personas en ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México. Sus obras integran las colecciones del MOMA, Guggenheim, Reina Sofía y recientemente presentó “Medidas Comunes” , una muestra individual en Pace  (New York).

Para nosotros, obra seductora, poética y emocional.

Completa esta muestra la obra de Damián Ortega ( México, 1967) que también sus comienzos trabajó como caricaturista político . “Cosmic Thing” es una de sus instalaciones más conocidas.

Se trata de la deconstrucción y fragmentación , palabras del vocabulario artístico, una disección quirúrgica del famoso  “beetle” o “escarabajo, modelo 1998  de Volkswagen  que se convirtió en el taxi del Distrito Federal.

Según los expertos, el artista reflexiona sobre la globalización , la industria , hace una crítica a las compañías transnacionales y el ensamblaje en México utilizando mano de obra barata. Junto a esta gigantesca “disección” están los bocetos preparatorios y  videos en la sala 2 de Proa.

Ortega formó parte del Taller de los Viernes entre 1987 y 1992  con otros artistas, entre ellos,  Gabriel Orozco  (Veracruz, 1962), consagrado como uno de los artistas de arte contemporáneo más exitosos del mundo y de quien recordamos  su Citroen DS 19, modificado, que hemos visto en alguna bienal veneciana.

Ortega es escultor, realiza performances , instalaciones, videos y fotografías, para él la obra de arte es siempre una acción, un evento. Ganador de numerosos premios, el Hugo Boss, becario investigador del Smithsonian Institute, realizó también varias residencias en Berlín.

Hasta fines de agosto. Martes a domingos de 11 a 19 hs. Av. Pedro de Mendoza 1929.

Publicado en www.ambito.com.ar (1/7/24)

Portada: Rafael Lozano- Hemmer : “Matriz de vos”.