“Pensar Futuros Posibles” primer encuentro BIENALSUR 2020

“Pensar Futuros Posibles”, primer encuentro BIENALSUR 2020 destinado a un público masivo,una convocatoria a importantes personalidades del arte internacional, tuvo que llevarse a cabo el sábado 9 a las 12hs, hora argentina,  vía streaming por razones de dominio público.

Aníbal Jozami, Director de UNTREF, Diana Wechsler, directora artística académica, reunieron a Manolo Borja, Director del Museo Reina Sofía (Madrid), María Willis, Directora de la Unidad de Artes del Banco República (Colombia), Ticio Escobar, ex Ministro de Cultura , ex Director del Museo del Barro y crítico de arte (Paraguay,)las artistas  Voluspa  Jarpa (Chile) , Betsabée Romero (México) y el artista Eduardo Basualdo (Argentina).

La pregunta principal: ¿cómo será la vida y el arte pospandemia?. El cierre de las instituciones ha obligado a refugiarse en nuestras casas. Nos imaginamos alguna vez las salas de los museos desiertas? Debido a la tecnología podemos recorrerlas virtualmente pero volveremos a recorrerlas físicamente?

También debido a la tecnología se puede acceder a cualquier tipo de contenidos culturales, teatro, cine, conferencias, cursos, lo que indica , hasta cierto punto, que la gente ha adquirido conciencia de la importancia de lo cultural, más allá de la muletilla desde los medios de comunicación que incitan a no aburrirse.

Todos los participantes coincidieron que el sistema del arte se ha visto profundamente afectado.

Según Ticio Escobar, es muy difícil analizar en este momento y sin la distancia necesaria, lo que está sucediendo. El mundo es a la vez espectador y protagonista si se tiene en cuenta los millones de personas confinadas, muchos de ellos, hacinados y con hambre.

El sistema convencional de exposiciones en museos,   bienales, trienales, etc., ya no funciona. Hay que reimaginar los medios para mostrar arte, debe haber otra forma de circulación. También se refirió a la banalización y ejemplificó acerca de   los “bailes” en los museos- algo que se ha visto en Buenos Aires- seguramente con el afán de atraer público joven, en fin, enfatizó sobre el exceso de “la sociedad del espectáculo” .

La destacada artista mexicana Betsabée Romero expresó su desencanto con la política, “todo está muy resquebrajado y muy lejos de cualquier certeza”. “He descubierto que ningún film de ciencia ficción ha logrado equipararse con esta pandemia”. Señaló también, a propósito de la cuestionable democratización de la tecnología, que el arte no vendrá solamente de la alta tecnología  y se pregunta cuántos habitantes del planeta tienen acceso a ella.

Las reflexiones de la artista chilena Voluspa Jarpa, apuntaron a que esta pandemia nos ha obligado a detenernos, es una oportunidad para la reflexión, un paréntesis que debe llevarnos a la introspección de volver a la casa. El mundo ha decidido parar. En el caso de Chile, situaciones muy extremas como las vividas ha movido al pueblo chileno a repensar  los extremos violentos que lo tuvieron como protagonista.

En cuanto al artista argentino Eduardo Basualdo, comparó este momento como un gran choque, un gran colapso. Las ciudades se han vuelto peligrosas, agresivas y la herida más fuerte de esta crisis la llevan las instituciones que han sido muy demandantes con los artistas, a causa del mercado, un factor muy condicionante. De allí la importancia de buscar nuevos espacios.

Nosotros preguntamos: ¿cuáles? Alguien postuló la resignificación de un balcón , también se trajo la idea de volver al autocine. Es esto posible?

Casi todos coincidieron en  que los museos deben reinventarse, en los peligros del ultranacionalismo, del neofascismo, en la necesidad de establecer puentes, en la importancia de que el museo apoye la nueva cultura ciudadana, que el museo permita “habitar las exposiciones”, “que sea una vitrina de experiencia”.

¿Cómo pensar al otro? Ese otro es el público. Pero ¿cómo llegar a un público que está viviendo una crisis existencial?¿ Cómo evitar los discursos históricos ya obsoletos?¿ Cómo evitar el control?

¿Cómo se reelaborarán las experiencias humanas? No hay respuestas. Sólo preguntas. Bienvenidas sean. Pero también nos preguntamos si desaparecerá todo aquello que el  “ arte” nos brindó, el goce estético, el contacto presencial con lo que constituyó nuestro aprendizaje, las emociones que despertaron en nosotros, y por qué no, el  nietzcheano pensamiento : “El arte, verdadero estímulo de la vida” .

 

Publicado en Ambito Financiero